Atlas de l'exposition aux pollutions atmosphérique et sonore

Metodologia

Recorridos realizados

Se realizaron 19 recorridos en bicicleta entre el 27 de febrero y el 3 de marzo 2017 en cinco delegaciones de la ciudad de México (Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc, Álvaro Obregón, Benito Juárez y Coyoacán), por un total de 137 kilómetros y 11 horas de colecta de datos.

Medir la exposición al ruido y a la contaminación atmosférica

Se utilizaron tres aparatos de medición: 1) un exposímetro acústico individual (Brüel & Kjaer); 2) un sensor de la calidad del aire con un captador de (NO2) (Aeroqual); y 3) un reloj GPS (Garmin 910 XT). Estos dispositivos nos permitieron medir la exposición de los ciclistas a la contaminación atmosférica (NO2) y al ruido (dB(A)).

Photo credits : Gophrette Power.
 

Medir la cantidad inhalada de dióxido de nitrógeno (NO2)

Debido a un nivel de actividad física superior al de los automovilistas, los ciclistas tienen mayores niveles de ventilación. Esto significa que sus pulmones aspiran más litros de aire por minuto, inhalando más contaminantes atmosféricos. La ventilación de un ciclista también puede variar en función de su velocidad y de la pendiente de la calle en la que circula. Para poder medir la ventilación, cada participante usó un chaleco biométrico Hexoskin. Si se multiplica la ventilación estimada (litros por minuto) por el valor de contaminante (NO2) medido con el sensor Aeroqual, se puede estimar de manera relativamente precisa la dosis de contaminante inhalada en tiempo real


 

 

 
Videos de los recorridos

Se instaló una cámara de acción Garmin Virb sobre el manubrio de la bicicleta. Esto nos permitió obtener un video del recorrido y estimar posteriormente, de manera relativamente precisa, el tráfico a lo largo del recorrido (número de automóviles y de vehículos pesados en movimiento; número de automóviles y de vehículos pesados en alto con el motor encendido, etc.).